Entender la Abogacía y Conocer a nuestros Clientes, nos hace ser un Despacho Diferente

“Te escuchamos, te comprendemos

Contar con sólida formación y acreditada experiencia, prestar nuestros servicios con dedicación y honestidad, nos permite conectar con nuestros clientes desde el primer momento, conocerlos a fondo, y poder identificar, a tiempo, cuáles son sus necesidades reales, y la problemática actual y futura a la que se enfrentan.

Dialogamos en tu mismo idioma”

El análisis pormenorizado cada situación y nuestro trato individualizado, nos permite plantear, con claridad, el estado de las cosas, facilitando información accesible y constante, anticipando situaciones y ofreciendo soluciones eficaces, mediante la definición de la estrategia más adecuada y que mejor se adapte al perfil de cada uno de nuestros clientes y a su casuística, que es plural y diversa.

Pasamos a la acción, ofrecemos soluciones reales y eficaces”

Actuar de un modo consciente y coordinado, otorgando una posición prioritaria a la mediación, reconociendo el papel destacado que ocupa en la solución de conflictos, nos permite ofrecer las soluciones más eficaces a corto y largo plazo; pero también enfrentar las situaciones litigiosas y adversas que afrentan a nuestros clientes, acompañándolos en sus procesos, con planteamientos razonados y seguros, liderándolos con solvencia y con la mejor perspectiva.

Áreas de práctica

Mercantil

Nuestro amplio conocimiento de la empresa, de su funcionamiento, así como de los diferentes contextos normativos que le afectan, nos permite acompañarte en la creación y puesta en marcha de tu propia sociedad, como instrumento jurídico a través del cual desarrollar tus inquietudes empresariales, orientarte en las decisiones cruciales para su consolidación, prestarte apoyo jurídico constante en su crecimiento y/o en su reestructuración, facilitándote para ello un asesoramiento global en todos los aspectos de la vida societaria, así como de sus socios y administradores.

Concursal

Nuestro equipo de Administradores Concursales, Abogados y Economistas, te facilitarán todo el asesoramiento que precisas ante las situaciones de insolvencia societaria que sufra tu empresa, buscando soluciones pragmáticas y eficaces, planificando la reestructuración de tu mercantil, y planteando y ejecutando, en su caso, los escenarios preconcursales y concursales necesarios para abordar las situaciones de crisis, focalizando prioritariamente en hacer que tu negocio sigua siendo sostenible.

Con la Ley 25/2015 de 28 de julio, nace el mecanismo de la segunda oportunidad pensando en las personas físicas. A través de este proceso, te ayudaremos a configurar un sistema de reestructuración financiera que te permite una salida ordenada ante las situaciones más graves de insolvencia, procurándote un nuevo comienzo a través del perdón legal, total o parcial, de tu deuda, cuando no te sea posible hacer frente a su pago.

Civil

El derecho civil, representa la más amplia de las ramas de nuestro ordenamiento jurídico. Obligaciones y contratos, derechos reales y de la persona, daños y vicios constructivos, responsabilidad civil y negligencia médica, consumidores y usuarios, derecho bancario e hipotecario, son algunas de las muchas materias que aglutina, y en las que te ofrecemos nuestro asesoramiento y nuestra experiencia profesional.

Implicados en un trabajo exigente, desplegado de manera eficaz, en aras a alcanzar el objetivo perseguido, afrontamos nuestro servicio de asesoramiento e intervención procesal en esta área, desde una praxis cercana, fresca y adaptada a nuestro tiempo.

Familia y Sucesiones

Siendo conscientes de la trascendencia de las decisiones y soluciones que se adopten en estos procesos, que afectan al ámbito más íntimo de la persona, otorgamos un papel destacado a la mediación como medio para alcanzar un acuerdo satisfactorio entre las partes, pensando siempre en el beneficio de los menores y de las personas vulnerables, cuyo supremo interés, es el objeto de tutela de estos procedimientos.

Desde un trato cercano y personalizado, te acompañaremos en tu proceso de separación, divorcio o nulidad matrimonial, así como en las rupturas de pareja de hecho o situaciones asimiladas y en las modificaciones de las medidas ya adoptadas. Te ayudaremos a planificar tu sucesión, gestionar los procesos hereditarios, a solicitar alimentos o el establecimiento de medidas de apoyo en caso de discapacidad.

Penal y Corporate-Compliance

Diseñamos estrategias efectivas en aras a prevenir delitos y defendemos los intereses de nuestros clientes, empresas y particulares, en todo el ámbito penal, desde sus distintas perspectivas.

El cliente es el verdadero protagonista de su acción, y en el marco de la relación de confianza que forjamos desde el primer momento, le procuramos, durante el transcurso de su proceso, un servicio eficiente y de alta calidad, donde la perseverancia, la lealtad y la trasparencia, nos permiten ofrecer las mejores soluciones y obtener los mejores resultados.

Contamos con amplia experiencia en la implantación de Programas de Prevención de Delitos en empresas, así como en la readaptación y actualización de las medidas implementadas, tendentes a evitar la responsabilidad de tu empresa en el ámbito penal.

Contencioso-administrativa y Laboral

Facilitamos asesoramiento y apoyo a ciudadanos y empresas en sus relaciones con la Administración Pública y en la resolución de controversias que al respecto puedan derivarse. Litigación administrativa y contencioso administrativa en materias de responsabilidad patrimonial de la administración, contratación pública, potestad sancionadora y disciplinaria de la administración, expropiaciones, medio ambiente, minas, consumo, energía y resto de materias, en el ámbito del sector público, en los que el particular o empresario pueda verse afectado.

Gestión y asesoramiento laboral recurrente para empresas y particulares tanto en el ámbito judicial como en el extrajudicial.

Asesoramiento Fiscal y Tributario

Nuestro asesoramiento comprende, desde la elaboración y presentación de los correspondientes modelos tributarios, pasando por la llevanza de todo tipo de procedimientos tributarios (comprobaciones limitadas, de valores, derivaciones de responsabilidad, sanciones tributarias, entre otras), tanto en gestión/recaudación, como en fase económico-administrativa, hasta la planificación fiscal y reestructuración empresarial para hacer más eficiente la fiscalidad de su compañía.

También somos expertos en la gestión de patrimonios y búsqueda de soluciones que permitan optimizar tu tributación.

Economía Colaborativa vs. Economía Tradicional: ¿Irreconciliables?

Hace unos días teníamos noticia sobre el último asalto que había tenido lugar en la pugna por el mercado entre BlaBlaCar y CONFEBUS y que, con dramática elocuencia, se resumía en: todo o nada. Todavía nos encontramos a la espera de sentencia, aunque desde hace tiempo los conflictos entre este tipo de iniciativas de economía colaborativa (sharing economy) y las empresas tradicionales vienen ocupando las portadas digitales de los principales informadores económicos y jurídicos.

La economía colaborativa es un sector de desarrollo económico que comenzó a desplegar sus alas allá por 2010 como consecuencia, principalmente, de la confluencia de tres circunstancias: la revolución tecnológica digital y todo el posterior desarrollo de las aplicaciones de información y comunicación, la crisis económica mundial y sus nefastas consecuencias en las economías de los países desarrollados y un cambio en el paradigma de la mentalidad de los consumidores. Aunque, ¿qué es realmente economía colaborativa?

Podríamos aportar alguna de las numerosas definiciones que los investigadores económicos se han esforzado por realizar en tan poco tiempo de tan novedosa actividad económica. Sin embargo, lo cierto es que esto de la economía colaborativa no es tan nuevo como lo pintan. De hecho, ya existía y fue el principal modelo económico de las sociedades menos avanzadas: el trueque. Efectivamente y, con perdón de la exquisitez técnica de los estudiosos, la economía colaborativa no es más que una permuta de bienes y/o servicios realizada con la participación de un intermediario digital a través de una aplicación móvil o app, a fin de ser respetuosos con la jerga técnica. Piénsese en BlaBlaCar, Airbnb, Uber, Wallapop o tantas otras plataformas digitales y en el papel que juegan en nuestra vida cotidiana, de la forma en que están presentes y de lo ciertamente útiles que pueden llegar a ser, aspectos positivos estos que los economistas se esfuerzan por resaltar.

Sin duda, no se pueden negar las bondades de estas iniciativas. Prueba de ello son los datos económicos que, con independencia de la fuente, concuerdan en poner de manifiesto que a cada año que pasa, mayores flujos financieros generan y, cada vez más, llaman la atención de los inversores, siempre atentos de posicionar sus fondos en las mejoras e innovaciones en pro de la eficiencia del mercado.

No obstante, el problema que hemos de reconsiderar como ciudadanos, dejando en Sala la toga, es la pertinencia de estas iniciativas respecto de nuestro sistema de valores como sociedad, plasmado, como no puede ser de otra forma, en el conjunto de normas que configuran e informan el ordenamiento jurídico. Desde esta perspectiva, existen motivos, especialmente desde el punto de vista laboral, de la propia eficiencia del mercado y tributario, que deben hacernos tomarnos con cautela los incuestionables números a favor e ir más allá.

Uno de los principales argumentos que esgrimen las empresas tradicionales, claras detractoras de estas iniciativas que ven peligrar, y con razón, su modelo de negocio, es, precisamente, las normas que no cumplen estas empresas de economía colaborativa. No vamos a entrar a pronunciarnos sobre la intencionalidad del incumplimiento y, desde una óptica rousseauniana, consideramos que se deben a la novedad de estas iniciativas, en muchos casos en un limbo regulatorio; sin embargo, lo cierto es que, como por ejemplo, en el litigio que mantuvieron UBER y los colectivos de taxistas, los conductores de la primera empresa ofrecían el mismo servicio sin haber estado sometidos a las importantes barreras administrativas tanto cuantitativas como cualitativas, creándose de esta forma una desigualdad manifiesta. Las exigencias legales en las que desarrollan actividades reguladas como el transporte, principal foco de conflictos, son mucho más duras que con quienes están revolucionando el mercado. Tal es esa indefinición normativa que algunos ayuntamientos como el de la Ciudad Condal han comenzado a establecer normativas fiscales y reguladoras para garantizar otros derechos, no estrictamente económicos, racionalizando las actividades.

Hace poco, en 2014, el Juzgado de lo Mercantil de Madrid prohibió su actividad a UBER en toda España, hecho que, en cambio, contradijo el Consejo de Estado Francés al ilegalizar la norma gala por la que se establecían restricciones en materia de transporte al entenderla contraria al espíritu del Derecho comunitario. Ante esta situación, UBER se reinventó y ha vuelto a la carga con conductores legalizados y profesionales, dando de esta manera, legitimidad a las protestas que en su día esgrimieron los profesionales del taxi. Sin embargo, a pesar de ello, sigue habiendo disparidades entre la manera en que se ejerce la actividad y cómo debería realizarse, de conformidad con la legalidad vigente. No sería de extrañar que por las plazas del Reino de España volvieran a convocarse a las levas de taxistas ante esta situación…

No sabemos qué futuro le espera a BlaBlaCar, aunque lo que sí que es cierto es que la espontaneidad y frescura de estas actividades económicas y su facilidad de reinvención van a dar muchos quebraderos de cabeza tanto a legisladores como jueces. Se impone, por tanto, la reflexión de en qué medida debemos plantearnos el momento en que debe vigilarse (si antes o después) y hasta qué punto no sería necesario y conveniente plantear una estrategia de colaboración entre agentes y poderes públicos y no de confrontación.

Tilo Ávilez López

Una estrategia sólida y claridad en su planteamiento.

Laura Páez

Persistencia y dedicación en la búsqueda de la mejor solución.

Juan Antonio Luque Maza

Nuestra experiencia y especialización para solventar cualquier cuestión que se nos plantea.

Isabel Díaz Medina

Trato personalizado y empático, un servicio de calidad.

Alejandro Aguado

Serenidad en los momentos cruciales, acompañamiento y apoyo constante.