El artículo 152 del Código Civil establece las causas de extinción de la pensión de alimentos, que no solo será por muerte del obligado a suministrar los alimentos –artículo 150 C.C.– sino, también por las siguientes:

1.º- Por muerte de la persona que recibe los alimentos.

2.º- Cuando los recursos y patrimonio del obligado a dar los alimentos se reduzcan hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia.

3.º- Cuando el beneficiado por la pensión, esté en condiciones de trabajar, o haya incrementado su patrimonio de forma que no le sea necesaria la pensión.

4.-º Cuando que recibe la pensión realice alguna infracción que dé lugar a la desheredación.

5.º- Cuando la necesidad de los alimentos sea consecuencia de una mala conducta o bajo rendimiento en el trabajo.

Ha sido la jurisprudencia la que ha ido determinando los supuestos de extinción de la pensión de alimentos en hijos mayores de edad, siendo las causas más frecuentes: la independencia brindada por los recursos económicos obtenidos por el propio hijo, la desidia en los estudios o el interés de perpetuar la etapa universitaria con el fin de evitar la incorporación al mundo laboral, así como la holgazanería de no querer ni estudiar ni trabajar.

Pues bien, la reciente Sentencia del Tribunal Supremo, de 19 de febrero de 2019, introduce una nueva causa de extinción de la pensión de alimentos a hijos mayores de edad, cuando haya una falta de relación manifiesta entre progenitor -obligado al pago de la pensión de alimentos- e hijo, imputable de forma principal y relevante al hijo.

El Alto Tribunal entiende que puede hacerse una interpretación flexible de la causa de extinción prevista para el caso de que el hijo cometa hechos que den lugar a la desheredación. El Código Civil Catalán sí contiene como causa de desheredación “la ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre el causante y el legitimario, si es por una causa exclusivamente imputable al legitimario”. Y es por eso, que en el ordenamiento catalán se puede extinguir la pensión de alimentos a hijos mayores de edad cuando haya inexistencia de esa relación familiar imputable exclusivamente al hijo.

Sin embargo, el Código Civil no prevé esta causa de desheredación, siendo por lo que el Tribunal Supremo extrapola al derecho común, en una interpretación flexible de esta causa, la extinción de la pensión por inexistencia de relación familiar atribuible al hijo, ya que, según doctrina de este tribunal, “la solidaridad familiar e intergeneracional es la que late como fundamento de la pensión a favor de los hijos mayores de edad”, que deja de tener sentido y de ser su fundamento, cuando el hijo insiste en romper cualquier vínculo relacional que le une a su progenitor.

Así las cosas, si no hay relación entre un padre, obligado al pago de una pensión, y su hijo mayor de edad, y siempre que sea por causa imputable exclusivamente a este, se abre una nueva vía jurisprudencial para solicitar la extinción de la pensión de alimentos que abona el progenitor que, irremediablemente, ha perdido todo contacto y vínculo con su hijo.