La entrada del blog de hoy la dedicamos a un tema relativo a la materia de familia. Todos sabemos que los progenitores -padres y madres- están obligados a satisfacer las necesidades de sus hijos pero, ¿tienen los abuelos esta obligación también?. A priori, podríamos contestar a dicha pregunta de manera afirmativa, pero es necesario que maticemos esta respuesta.

El artículo 143 del Código Civil establece los sujetos que se encuentran obligados a prestarse alimentos entre sí, disponiendo el precepto que son los cónyuges y los ascendientes y descendientes. Este precepto legal posibilita que los nietos puedan solicitar alimentos a sus abuelos y que éstos se encuentren obligados a prestarlos.

¿Cuándo están obligados los abuelos a sustentar los alimentos de sus nietos?

Como hemos referido anteriormente, el sustento y mantenimiento de los hijos menores de edad corre a cargo de sus progenitores, haya o no convivencia entre ambos. Sufragado dicho sustento por los progenitores, los menores no tendrán derecho a solicitar alimentos a sus abuelos.

La cuestión se encuentra en qué ocurre si un progenitor carece de medios para mantener a su hijo menor o es totalmente insolvente. En este caso, el menor -a través de su representación, en la mayoría de los casos, su otro progenitor- estará facultado a solicitar alimentos a sus abuelos, tanto paternos como maternos pues ambos tienen la misma obligación.

Esta solicitud podrá prosperar siempre y cuando se pueda acreditar que uno, o los dos, progenitores carecen de medios suficientes para asistir a su hijo menor y procurarle alimentos.

¿Qué partidas se encuentran incluidas en el concepto “alimentos”?

Para determinar qué partidas están incluidas dentro de ese concepto de alimentos debemos remitirnos a lo dispuesto en el artículo 142 del Código Civil, siendo éstos aquellos relativos al sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

Además de estos gastos ordinarios, los abuelos también están obligados a satisfacer los gastos extraordinarios que los menores tengan, siempre y cuando sean relativos al sustento, habitación, vestido y asistencia médica o a la educación e instrucción del menor.

Este criterio ha sido establecido por nuestro el Tribunal Supremo, en su sentencia nº 120/2016, de 2 de marzo de 2016, dispuso que: “En conclusión, los abuelos tienen la obligación de afrontar los gastos que generen sus nietos, ante la insolvencia de los padres, de acuerdo con lo establecido en el artículo 142 del Código Civil y con respecto estricto del principio de proporcionalidad y 146 C. Civil.”

¿Cómo se fija la cuantía de dichos alimentos?

Para la fijación de la cuantía de estos alimentos siempre habrá que aplicar el criterio de proporcionalidad, debiendo de ponderarse las necesidades del alimentista (el menor que solicita los alimentos) y el alimentante (en este caso lo abuelos obligados al pago). Ello se realiza aplicando la regla establecida en el artículo 146 del Código Civil, que establece que “la cuantía de los alimentos será proporcional al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe”.

Aplicando dicha regla el Juez determinará cuál es la cuantía que más se ajusta, dependiendo de las circunstancias concretas del caso.