El pasado martes, 26 de abril, la vista oral sobre tres cuestiones prejudiciales acumuladas en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en relación a la retroactividad de los efectos de la declaración de nulidad de la cláusula suelo.

Antecedentes.

El tema candente surge en el panorama judicial español tras el dictamen por el Tribunal Supremo, en su sentencia de 9 de mayo de 2013, en la que, en una acción colectiva impulsada por asociación de consumidores frente a tres entidades bancarias, determinó que las cláusulas limitativas a la variabilidad del interés remuneratorio aplicable -las llamadas cláusulas suelo-techo- insertas en los contratos de préstamo hipotecario existente entre las entidades demandas y los consumidores eran abusivas, y consecuentemente nulas, por falta de transparencia  y de la información prestada a los consumidores.

En dicha resolución se determinó por nuestro más Alto Tribunal, que dicha nulidad no comportaría la restitución de las cantidades abonadas en exceso desde que se comenzó a aplicar, a cada préstamo concreto, la citada cláusula suelo, sino que, únicamente correspondería, la restitución de aquellas cantidades abonadas en exceso, por aplicación de la citada cláusula, desde el 9 de mayo de 2013 y hasta que se proceda a su eliminación.

De la cuestión prejudicial planteada ante el TJUE.

Ante esta tesitura el Juzgado de lo Mercantil de Granada elevó una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, derivada de un procedimiento iniciado por una asociación de consumidores frente a CajaSur, respecto de si la retroactividad respecto a la devolución de cantidades iba en contra de la normativa europea, cuestión a la que se han acumulado dos adicionales formuladas por la Audiencia Provincial de Alicante.

¿Cuándo sabremos el fallo del TJUE?

En la vista celebrada las partes personadas expusieron los motivos por los que debería de producirse la retroactividad  o no de la declaración de abusividad, mostrándose a favor de la devolución total de las cantidades el abogado de la asociación de consumidores, las defensas de los dos consumidores personados y los Gobiernos de Polonia y República Checa. En cambio han demostrado su disconformidad con que se falle a favor de la retroactividad los Letrados de los tres bancos afectados y los Gobiernos de España y Reino Unido.

Aunque esta vista era un evento muy esperado por la sociedad la realidad es que el fallo definitivo de la sentencia podría tardar en torno a unos 6 meses, ya que se ha solicitado por el Tribunal al abogado general nombrado para este asunto informe, que no será vinculante, teniendo que ser presentado el 12 de julio de 2016, tras lo cual quedarán los autos vistos para sentencia.

¿Qué podemos esperar?

El 14 de abril de 2016 el TJUE tuvo ocasión de pronunciarse sobre las cláusula suelo, asuntos C-381/14 y C-385/14, de dos consumidores frente a las entidades Catalunya Caixa y Caixabank, en esta ocasión el pleito no versaba sobre la irretroactividad de la cláusula sino sobre si era contrario al derecho de la Unión una normativa española que obligara al Juez a suspender un procedimiento en el que se ejercitaba una acción individual para declarar abusiva una cláusula a la espera de que se resolviese un procedimiento impulsado por una asociación de consumidores en el ejercicio de una acción colectiva. En este caso el Tribunal sentenció que dicha normativa era ilegal y que no podía suspenderse el procedimiento individual ejercitado por consumidor.

Así mismo el pasado 24 de Octubre la Comisión Europea también se mostró favorable a que se produzca la retroactividad total de la cláusula, manifestando que: ”No es posible que los Tribunales nacionales puedan moderar la devolución de las cantidades que ha pagado el consumidor en aplicación de una cláusula declarada nula desde el origen por defecto de información y/o transparencia.”

Las expectativas sobre la resolución que dictará el Tribunal de Justicia de la Unión Europea son altas, aunque las posiciones están muy divididas, por lo que habrá que seguir esperando a que se dicte para ver la solución de la controversia.