El pasado viernes, 6 de noviembre, se publicó en el B.O.E. el Real Decreto 1011/2015, por el que se regula el nuevo procedimiento de consignación en sede electrónica para participar en subastas judiciales y notariales. Por ello hoy venimos a hablar de este nuevo procedimiento de consignación electrónica.

Este Real Decreto viene a regular el procedimiento de constitución, gestión y devolución de los depósitos exigidos en la normativa para la participación en subastas electrónicas que devengan tanto de un procedimiento judicial como de un expediente notarial.

Para poder constituir el depósito será necesario registrarnos como usuario del Portal de Subastas dependiente de la Agencia Estatal de Boletín Oficial del Estado, para lo que será necesario que contemos con la preceptiva firma electrónica.

Una vez registrados, para poder constituir el depósito telemáticamente deberemos de tener cuenta corriente en una de las entidades colaboradoras de la Agencia Tributaria en la gestión recaudatoria (existe un amplio catálogo de entidades bancarias colaboradoras, que pueden ser consultadas en https://www5.aeat.es/es13/h/pago007h.html).

Una vez aceptada la constitución del depósito por nuestra entidad bancaria se efectuará un traspaso del importe consignado a la cuenta de depósitos por participación de subastas de la Agencia Tributaria.

El depósito constituido deberá ser igual al 5% del valor asignado al bien que será subastado, de conformidad con lo regulado en el artículo 647.1.3º de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Tras la constitución de dicho depósito se emitirá por el Portal de subastas la correspondiente acreditación al depositante, con un número de referencia completo.

Cuando se produzca la fecha de cierre de la subasta el Portal de Subasta trasmitirá la información a la Agencia Tributaria, quien ingresará el importe del depósito del adjudicatario del bien subastado en una cuenta restringida para su posterior remisión a la cuenta de depósitos y consignaciones del órgano notarial u oficina judicial ante la que se siga la subasta.

A los postores que no realizaran ninguna puja o que hayan visto superada su postura en la subasta se les reintegrará el depósito constituido mediante ingreso del importe en la misma cuenta bancaria desde la que realizaron el traspaso. Si la puja realizada por algún postor se realizó con reserva de postura el depósito permanecerá retenido hasta que se comunique por el órgano subastador al Portal de Subastas que el adjudicatario abonó la totalidad del precio ofrecido.

En caso de que el postor ganador de la subasta no abonara la cantidad ofrecida dentro del plazo establecido, inmediatamente se comunicará por el Letrado de la Administración de Justicia (el antiguo Secretario Judicial) al Portal de Subasta para, a continuación, éste remita los datos del siguiente mejor postor.

Este nuevo sistema garantiza el anonimato de cada uno de los postores y permitirá que el ciudadano pueda realizar su puja desde cualquier lugar, día y hora, durante los 20 días que dura la subasta, sin necesidad de desplazarse físicamente y evitando las presiones de los posibles profesionales de subastas que acudan a la misma.