En este artículo le explicamos las posibilidades con las que cuenta a fin de recuperar la totalidad de su inversión por aquellas suscripciones de acciones que se realizaron entre el 29 de junio de 2011 y mayo de 2012.

Por todos es sabido el desplome bursátil que experimentaron las acciones de Bankia en 2012 fruto de las cuantiosas pérdidas que se escondían tras la fusión de esas 7 entidades de crédito, que para nada tenían que ver con la solvente imagen ofrecida por la entidad crediticia cuando ésta lanzó su oferta pública de suscripción (OPS).

Para que nos entendamos, de un beneficio estimado fijado por la entidad en 309 millones de euros, la fusión escondía realmente unas pérdidas de 2.979 millones de euros.

Esta ocultación hizo que, tras el descubrimiento de esas cuentas inexactas, el valor de las acciones de la entidad cayesen fulminantemente, perdiendo los accionista la totalidad de los capitales invertidos, bien por esa bajada radical del valor de los activos en la bolsa –la cotización quedó incluso suspendida temporalmente- bien porque resultado de la caída se vieron obligados a enajenar sus activos.

Por ello, ante este panorama, nos vemos en la obligación de comunicar a los inversores que acudieron a la OPS de Bankia y a aquellos que adquirieron los títulos en el mercado secundario hasta mayo de 2012 que ya es posible la recuperación de lo invertido a través de la reclamación judicial.

Tres son las vías de reclamación judicial por las que se pueden optar:

1.- Acción de responsabilidad por la información del folleto informativo que Bankia emitió para la OPS, con base en la situación de solvencia totalmente ficticia que se reflejaba en el mismo, al amparo todo ello del artículo 28 de la Ley del Mercado de Valores.

El plazo para la interposición de este tipo de acción se fija en tres años a contar desde que se tuvo conocimiento del engaño. Sin embargo, ante el desconocimiento de la fecha de fin que tomaran los Tribunales recomendamos interponer este tipo de acción antes de mayo de 2015.

2.- Acción de nulidad/anulabilidad contractual por la existencia de un error vicio en el consentimiento prestado por el inversor, puesto que la caída radical de las acciones no se debió al funcionamiento normal del mercado, sino todo lo contrario, a factores extrínsecos de los que usted inversor era completamente ajeno, ¿por qué usted hubiese adquirido acciones de Bankia sabiendo que en lugar de los beneficios que le hicieron pensar que tendría la entidad, arrojaría unas perdidas mayores? imaginamos que no.

Igualmente, podemos optar o añadir la modalidad de dolo, en caso de que entendamos que medio engaño en la contratación.

El plazo que usted cuenta para la interposición de este tipo de acción es de 4 años a contar desde que tuvieron lugar los hechos, que fijaríamos en mayo de 2012.

3.- Acción de responsabilidad contra Bankia por incumplimiento de sus obligaciones. Bankia como entidad financiera está sujeta por ley a una serie de obligaciones de información, transparencia, diligencia y lealtad para con sus clientes.

El plazo para la interposición de esta acción se ha fijado comúnmente en quince años, sin embargo, tras las últimas modificaciones legislativas parece haber quedado reducido a 5 años.

Como observamos, los inversores que pretendan reclamar deben tener en cuenta los plazos y no demorarse en exceso.

Desde nuestro punto de vista animamos a todos aquellos inversores a reclamar lo que es suyo, no sólo por la notoriedad de los hechos en sí mismos, sino por la existencia actualmente de pruebas objetivas que acreditan un posible maquillaje de las cifras como lo es el informe elaborado por los peritos del Banco de España, que garantizan un porcentaje de éxito elevado.